Categories
Testimonio

¿Cómo sobrevivir a la universidad?

Creo que no sobreviví… mi primer día de clases fue terrible

Creo que no sobreviví, mi primer día de clases fue terrible. Fui tarde a clases, estaba lloviendo, llevaba tanta emoción y nervios que me olvide de bajar en el paradero, recién estaba aprendiendo a decir  “baja parque”. Me robaron la billetera, aunque si llegue a pagar la combi, fue en algún punto cuando baje de la combi y estaba yendo a la San Juan.

Imprimí (con tiempo) un consolidado pero, ¿qué creen? Se perdió  con la billetera, tuve que ir a un internet y sacar un consolidado.  La señorita de seguridad se enojó y me mando a rodar…. Cuando perdida por el pasillo pude encontrar el pabellón B ya era tarde me di cuenta que la puerta de atrás tenía un candado, en realidad solo vi el candado me asome por la ventana y solo vi una clase llena de gente, totalmente en silencio, ¿quién iba a saber que ese candado no estaba cerrado? ¿Tú sí? Pues yo no :c y lo digo con toda la sinceridad del mundo, yo no.

Pabillón B

Para ese punto estaba empapada por la lluvia, nerviosa y con mucha ansiedad, las emociones del primer día y mis expectaciones se fueron con la billetera robada. Me quede afuera un rato, pensando si realmente era necesario estudiar, ¿Se lo han preguntado? Claro, le podría decir a mi mamá que ese realmente no era mi sueño y podría estudiar desde casa… claro! Una de esas universidad de Europa que te permiten estudiar online… luego pensé… rayos! Mis padres ya pagaron la pensión y ni en broma me soportaran todo el día en casa. Volví a mirar la ventana y les prometo que no conocía a nadie, tal vez mucho tuvieron compañeros de sus mismo colegios, pero si son como yo, fui la única en una promoción de 100 persona en ingresar lo cuál poniendo en perspectiva en mi cuarto año no creo que haya sido malo, pero ese día que necesitaba a alguien que me diga “hey, pasemos juntos” pues no estaba. Me imagine entrando en la clase, con los ojos puesto en mi (lo cual me gusta pero en este momento me harían vomitar) y de alguna manera u otra cayéndome o algo que me constaría la vida. Es de esos momentos  que piensas que han pasado horas pero realmente solo han pasado 2 o 3 minutos. Rayos se hace más tarde… es hora de entrar… 

Paralicemos la toma un toque, debes estar pensando, ¿todo eso por entrar a una clase?… pos sí. Y es que todos a pesar de lo que te hayan dicho de la universidad, todos en algún momento tenemos que enfrentar ese “primer día” tal vez acompañados o solos, el punto es que TODOS LO HACEMOS, y créeme que si eres cachimbo la comparación de tu primer día de escuela con el primer día en la universidad es muuuuy diferente. El punto de esto es que todos lo pasamos, ¿si sobrevivimos o no? Pues tal vez sí pero tal vez como me paso a mi, fue uno de los peores día de mi vida, sentí tanto estrés cuando las cosas no salieron como yo había planeado que entre en una crisis. Todas las cosas que podrían salir mal, pero al fin entré…. Mire al piso, todo el tiempo mientras trataba, con el rabillo de mis ojos, de ver un asiento libre (ese fue el único día que vi a mi promoción completa, luego fueron desapareciendo) hasta que levante la vista y vi a una chica, sonriéndome y haciendo un ademan con la mano, invitándome a sentarme con ella.  Desde ese día ella y yo no nos volvimos a separar. 

tal vez las cosas no salgan como quieres, incluso sea un terrible día, gris como las nubes y termines con crisis, pero no queda ahí

Andrea

Déjame decirte, querido cachimbo que el primer día de clase será como tu primer año, tal vez las cosas no salgan como quieres, incluso sea un terrible día, gris como las nubes y termines con crisis, pero no queda ahí. Debemos intentarlo a pesar de todo, dar un paso de fe y luchar, interponernos a nuestros miedos y suposiciones que muchas veces no son reales. Si tal vez hubiera llegado temprano (como era mi plan y desde ese día nunca volví a llegar tarde, bueno tal vez dos o tres veces), si hubiera tenido mi billetera y no hubiera tenido que imprimir otro, si no hubiera visto por esa ventana… tal vez no la hubiera conocido… mi punto es que, a pesar de todo lo que pueda o no pueda pasar, inténtalo! 

By Andrea Carhuachin

Andrea Carahuachin es un estudiante de Comunicación en UCSM. Le gusta cantar y ver peliculas en sus tiempos libres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *